Introducción a la Estructura Económico-Financiera

0

En este artículo nos aproximamos al análisis de la estructura económico-financiera de la empresa.

La actividad de la empresa comprende una continua sucesión de proyectos de inversión y financiación cuyo estudio y análisis requieren de una serie de técnicas que contribuyen a proporcionar la información útil y necesaria para la toma de decisiones.

La empresa necesita recursos financieros para poder invertir en la realización de su actividad productiva. Cada empresa necesitará un volumen y unas características de financiación diferentes.

La fuente fundamental de información para conocer las inversiones y las necesidades de financiación de una empresa es su contabilidad.

Objetivos de la Estructura Económica-Financiera

  • Estructura económica de la empresa: la inversión en activo corriente y en activo no corriente.
  • Las necesidades de capital de la empresa.
  • Las fuentes de financiación de la empresa.
  • El Período Medio de Maduración: PMM.

Dentro de la empresa podemos hablar de estructura financiera y de estructura económica o de inversión. La unión de ambas se denomina estructura económico-financiera.

Por tanto, el balance de situación nos ofrece información de gran utilidad analítica como la liquidez, la solvencia y la capacidad de endeudamiento de la empresa.

  • Activo:

Desde el punto de vista económico-financiero nos muestra la utilización que la empresa ha dado a la totalidad de sus recursos.

  • Pasivo:

Refleja las fuentes de financiación o el origen de los fondos que la empresa emplea en un momento determinado para la adquisición de los elementos del activo.

En definitiva, el activo recoge el capital en funcionamiento (los elementos del capital productivo) de la empresa, y el pasivo recoge el capital de financiación (la naturaleza de los recursos financieros que la empresa ha utilizado para la adquisición de los elementos de activo).

Por ejemplo, si consideramos una empresa dedicada a la fabricación de tejidos, dentro de su activo nos encontraremos con las existencias de materias primas como algodón o lana, la maquinaria necesaria para su proceso productivo tales como telares, máquinas de estampación, ordenadores, propiedad industrial, etc., y, por supuesto, nos podemos encontrar con los productos terminados de su proceso productivo. Dentro del pasivo nos encontraremos, entre otros, con los préstamos otorgados por alguna entidad bancaria, las deudas con los proveedores de las materias primas, la cifra de su capital social, las reservas, etc.

Por medio del estudio de la estructura concreta del activo y del pasivo del balance de una sociedad se puede observar en detalle cuál es el origen de los fondos y la aplicación de estos recursos en cada momento.

 

 

Artículo de ENEB – Escuela de Negocios Europea de Barcelona.

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Compartir

About Author

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Comments are closed.