Introducción a la Logística Verde

0

La logística inversa se centra en la mejora del uso de los materiales logísticos, buscando el desarrollo de la economía concentrada en las materas primas, en el almacenamiento, la puesta en marcha de procesos y el transporte amigable con el medio ambiente. En otras palabras, la logística verde tiene como principal objetivo la medición y minimización del impacto de las actividades logísticas.

Ya hemos visto que en la actualidad, el tema medioambiental ha ganado repercusión, por lo que las empresas se encuentran cada vez más con la presión que ejerce una parte importante de la sociedad, que les exige actividades que sean sostenibles y responsables con el medio y el entorno. Ello, junto con la feroz competencia que existe hoy en día en los mercados, obliga a las empresas a adoptar toda una serie de políticas y buenas prácticas respetuosas con el medio.

Tomando en cuenta estas consideraciones y siguiendo a Samir K. Srivastava, de lo que se trata es de “integrar el pensamiento ambiental con la administración de la cadena de abastecimiento de materiales, procesos de manufactura, entrega del producto final a los consumidores y la gestión del producto después de su vida útil”. En otras palabras, se trata de convertir en sostenible todo el proceso que conforma la cadena de abastecimiento con el fin de cumplir con las exigencias medioambientales que reclama la sociedad y que tanto ayudan a las empresas a labrarse una buena imagen y reputación.

En lo que se refiere a las principales operaciones verdes de la logística, en ellas se encuentran la manufactura y remanufactura de los productos, la logística inversa y el diseño de las redes de la cadena y el manejo de desperdicios. Además de estas tres operaciones, la logística verde también trata otras operaciones que ocurren fuera de la empresa u organización, como por ejemplo, en lo que se refiere a los proveedores, incluyendo actividades tales como la decisión de a quién comprar, qué comprar, cuándo y cuánto, así como asegurarse que el material o producto adquirido se recibe conforme las condiciones pactadas, tratando en todo momento, que la cadena de abastecimiento sea amigable y respetuosa con el entorno, desde el inicio del problema hasta su finalización.

Esto implica que deban tenerse en cuenta los siguientes procesos:

  • Carga y descarga.
  • Distribución.
  • Recolección y dirección de información.
  • Reciclaje de desechos.

De este modo, podemos ver como la puesta en marcha de toda una serie de políticas de logística verde no trata solo de reducir el impacto medioambiental que la empresa y su actividad generan, sino que también implican una mejora en la productividad, repercutiendo así en un aumento en las ganancias. El hecho de introducir mejoras que impliquen una producción más sostenible, implica que se ejerza un control de todo el proceso productivo y de la cadena de abastecimiento, pudiendo así minimizar cualquier impacto que entorpezca el buen desarrollo del mismo.

En lo que se refiere a los beneficios que la logística verde puede aportar, estos pueden ser clasificados en beneficios materiales, inmateriales y emocionales. Además de ellos, es interesante ver que dichos beneficios no solo son para la empresa, sino que en el establecimiento de unos procesos más sostenibles y responsables con el entorno existen toda una serie de otros agentes que salen beneficiados del mismos.

Pasemos a conocer dichos beneficios.

Beneficio material:

  • Medio ambiente: menor carga ambiental.
  • Proveedor: disminución del precio o coste.
  • Productor: disminución del coste.
  • Cliente: mejor precio del producto.
  • Sociedad: menor consumo de recursos.

Beneficio inmaterial:

  • Medio ambiente: superación de los prejuicios y el cinismo.
  • Proveedor: menor rechazo.
  • Productor: facilidades en la fabricación.
  • Cliente: conveniencia y diversión.
  • Sociedad: mejor cumplimiento.

Beneficio emocional:

  • Medio ambiente: motivación de los accionistas.
  • Proveedor: mejor imagen.
  • Productor: mejor imagen.
  • Cliente: satisfacción y calidad de vida.
  • Sociedad: disponer de una industria verde.

Así, a partir de esta visión esquemática de los beneficios que reporta la logística verde, podemos ver como esta no solo favorece a la empresa, dándole una mejor imagen corporativa, una fidelización de los clientes y la obtención de unos beneficios de carácter económico, sino que además hay otros agentes que salen beneficiados de dicho proceso, no solamente a nivel material, sino también en los ámbitos inmaterial y emocional.

Artículo de ENEB – Escuela de Negocios Europea de Barcelona.

Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra. Graduado en Sociología por la Universidad de Barcelona. Especializado en los ámbitos de la Asesoría Institucional, Coaching y PNL.

Compartir

About Author

Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra. Graduado en Sociología por la Universidad de Barcelona. Especializado en los ámbitos de la Asesoría Institucional, Coaching y PNL.

Comments are closed.