Teorías del Comercio Internacional

0

En los últimos 40 años, debido a múltiples factores, se ha percibido un acentuado aumento del crecimiento del comercio exterior que ha fomentado el proceso de globalización económica. Este proceso genera un gran número de inquietudes y desafíos, ya sea a las organizaciones empresariales, a las instituciones públicas o a los ciudadanos de a pie.

Así, para comprender los flujos del mercado global y para estar inmerso en él, es necesario el estudio del comercio exterior. En el presente artículo abordaremos las principales teorías del comercio internacional, ya que se torna indispensable conocer los principales paradigmas teóricos para comprender los actuales procesos que están dando lugar en este contexto de comercio global. Para ello vamos a mencionar las principales aportaciones de autores clave como Adam Smith, David Ricardo, Eli Heckscher y Bertil Ohlin.

  1. ADAM SMITH

Adam Smith fue un economista y filósofo escocés y uno de los mayores exponentes de la economía clásica. Su éxito en el mundo de la economía comenzó después de escribir su obra sobre el funcionamiento de la producción y los mercados en el conjunto del sistema económico. La obra fue publicada en 1776 y se titulaba “La riqueza de las naciones”.

La mano de obra: Ventaja Absoluta

Smith opinaba que para llevar a cabo la producción de un producto de intercambio se necesita la mano de obra que lo debe realizar, y consideraba que hay determinados países con habilidades especiales o recursos naturales especiales que consiguen producir un mismo producto con un menor número de horas. A este suceso Smith lo denomina: “ventaja absoluta”.

División del trabajo à aumento de la productividad

A través del estudio y análisis de los primeros sucesos de transformación en la Revolución Industrial Inglesa (segunda mitad del siglo XVIII), Adam concluye que la división del trabajo y la creación por ende de trabajadores especializados en una determinada área o función, provoca un aumento sustancial de la productividad. Gracias a la contextualización de los trabajos de Adam Smith, este evoluciona en la importancia de la industria manufacturera y en el conjunto de la industria como creadora y potenciadora de riqueza:

“(…) es verdad que las naciones más opulentas superan por lo común a sus vecinas en la agricultura y en las manufacturas, pero generalmente las aventajan más en estas que en aquellas”.

Así que como resultado afirma que lo óptimo para cada país es la especialización en la producción de los productos en los que se posee ventaja absoluta, ya que esto propiciaría una ventaja competitiva ante los demás países, de manera que se obtendrían productos a bajo precio, y simultáneamente se podrían obtener productos a menor precio que los elaborados en el propio país.

Tamaño del mercado

Smith reconoció que el comercio internacional era una herramienta para la expansión de los mercados, y una manera de ampliar las dimensiones del mercado doméstico. Consiguió con esta visión una serie de ventajas que tenían que ver con la expansión exterior y con el comercio con otros países. Dichas ventajas son; la economía de escala y la eficiencia en la utilización de recursos disponibles.

Limitaciones

De los estudios de Smith se extraen las siguientes limitaciones:

  • Este desarrolló el concepto de “ventaja absoluta”, pero no describió ni especificó cómo se llega a conseguir esta ventaja absoluta.
  • Tampoco se centró en reflexionar sobre qué hacer con los países que no poseyeran ventaja absoluta con ningún producto, o que no tuvieran ventaja ante ningún producto.

 

  1. DAVID RICARDO

David Ricardo fue un economista inglés miembro de la corriente de pensamiento clásico económico. Este autor desarrolla una obre en 1819 titulada “Principios de economía política”, en los cuales se ve una evolución en relación a los planteamientos de Adam Smith.

Ventaja comparativa

David afirmó que además de la posesión de la ventaja absoluta respecto a otro país, hay algún producto en el que la diferencia de esta ventaja es mucho mayor, de manera que dicho país se deberá especializar en la producción de este producto. A esto se le denominó con el nombre de ventaja comparativa. Dentro del comercio internacional, cada país posee una ventaja comparativa de un solo producto, así mismo tendrá asignado un determinado esquema de producción.

David Ricardo estudió que aquellos países que poseyeran un bajo nivel de productividad dentro del mercado doméstico, cosa que podía suponer la quiebra, se pueden desarrollar y crecer hasta llegar a ser competitivas gracias a la ventaja competitiva.

La teoría de la ventaja competitiva de David Ricardo además afirma que las naciones pueden hacer evolucionar y aumentar el nivel de riqueza por medio de la especialización de un conjunto de intercambios del comercio internacional, llegando a tasas de consumo más elevadas.

 

  1. ELI HECKSCHER Y BERTIL OHLIN

Eli Heckscher, nacido en Estocolmo, dedicó su vida al estudio de la economía política, a la estadística y a la historia de la economía.  Bertil Ohlin, nacido en Suecia, dedicó su vida al estudio de las teorías del comercio y a las finanzas internacionales. Ganó el Premio Nobel de Economía en 1977.

Las teorías económicas sobre el comercio internacional dan un vuelco radical a principio del siglo XX, gracias a los trabajos de estos dos autores.

Modelo de Heckscher-Ohlin

La teoría de Heckscher-Ohlin considera dos factores de producción fundamentales:

  • Mano de obra.
  • Capital.

La tecnología será el elemento que determine la forma en la que se van a combinar estos dos conceptos. La teoría explica que cada sistema de producción de un determinado producto va a necesitar una determinada combinación de los tres elementos comentados.

Teoría de la proporción de los factores de producción

Según esta teoría, y teniendo en cuenta que todos los países tienen acceso al mismo desarrollo tecnológico y al mismo nivel de productividad (mano de obra), se puede afirmar que la intensidad de los factores utilizados en la fabricación del producto dependerá entonces directamente de la tecnología utilizada y del modelo de producción. Así mismo, esta teoría subraya que la ventaja comparativa de este tipo de países radica en el coste de los factores de producción, que intervienen directamente en el precio final de los productos.

Ventaja en los factores de producción

Aquellos países que poseen gran cantidad de factores de producción deben especializarse en el trabajo de los productos que están asociados a dicho factor de producción abundante y además a bajo precio:

  • Países con mano de obra barata y abundante se deben especializar en la fabricación de productos que requieran una utilización intensiva de mano de obra e importar productos que requieran una gran inversión.
  • Países con abundancia de capital debe especializarse en la producción de bienes que requieran una inversión masiva de capital, trayendo de otros países grandes cantidades de mano de obra para la producción.

 

Principio de compensación

 Situación de mercado que consiste en que cuando se produce un intercambio de libre comercio y aparecen estos efectos beneficiosos; mayor producción y mayor consumo, es posible que los sectores beneficiados por este contexto transfieran parte de sus bienes a los sectores que no reciben plusvalías provenientes del comercio exterior.

Premisas de la teoría de los factores de producción

  • Equilibrio comercial (2 x 2 x 2): La teoría asume que hablamos de dos países, dos productos y dos factores de producción. Por este motivo hay que señalar que si dos países llegan a su máximo nivel de producción en todo tipo de mercancías, y que además comercian únicamente entre ellas, se dice que han conseguido un equilibrio comercial.
  • Excesiva especialización productiva: un aumento en la especialización del producto que posea mayores factores de producción, conllevará a que aumente la necesidad de unidad del factor de producción para conseguir el mismo nivel de producción, esto es consecuencia de la escasez de factor de producción por una excesiva especialización productiva. Como resultado se reduce la productividad y la ventaja comparativa del país en un producto concreto ya que la oferta de los factores de producción no es lineal, y la línea de la producción declinará a partir de un determinado punto de producción.
  • Justa competencia y equilibrio: El mercado en el que se intercambia la inversión y la producción es competitivo, sin retorsión. Además los factores de producción (mano de obra y capital) se desenvuelven en un entorno de la oferta y la demanda equilibrada, es decir, en cada factor se paga su valor real. Y por otro lado, el intercambio de comercio mundial se efectúa a través de la justa competencia, no hay países que ejerzan control del mercado de otros.
  • No movilidad: los factores de producción (capital y mano de obra) son inmóviles en cada país, es decir, no pueden traspasar fronteras para poder participar en el proceso de producción de otro país.

 

Artículo de ENEB – Escuela de Negocios Europea de Barcelona.

Licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Oberta de Catalunya. Técnico en Diseño Gráfico especializado en imagen corporativa y visual merchandising

Compartir

About Author

Licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universitat Oberta de Catalunya. Técnico en Diseño Gráfico especializado en imagen corporativa y visual merchandising

Comments are closed.