Introducción a la asesoría laboral: la nómina – parte II

0

(Continuación del artículo: Introducción a la asesoría laboral: la nómina – Parte I)

4. Deducciones

En este aparatado aparecerán las cotizaciones del trabajador a la SS de las que, una vez calculadas, se deducirá la retención de IRPF calculada según las normas marcadas.

En aquellos supuestos en los que se hayan realizado anticipos de salarios, estos se descontarán aquí, además del valor de los productos en especie.

Como ya hemos dicho, el Total Devengado es la suma del salario base y de todos los complementos, tanto salariales como no salariales. Así, a ese Total Devengado, que se refiere al salario bruto del trabajador, deberemos aplicarle las deducciones correspondientes. Entre ellas:

  • Deducciones al régimen de la SS.
  • Deducciones al Impuesto sobre la Renta.

Sumando ambas deducciones, obtendremos el total de deducir.

Cuando hayamos aplicado el total a deducir en el total devengado, obtendremos el Líquido a Percibir o salario neto del trabajador, que es lo que realmente percibe el trabajador al finalizar el mes.

  • Cotizaciones del trabajador a la SS

Para obtener las deducciones de la SS que deberemos aplicar al trabajador, aplicaremos los porcentajes legales de cotización correspondientes al trabajador, pariendo de las bases de cotización ya calculadas.

Los tipos fijados por la Seguridad Social pueden ser consultados a través del siguiente enlace

5. Bases de cotización a la Seguridad Social

La cotización a la SS es un deber tanto del empresario como del trabajador.

En lo que se refiere al trabajador, este concepto se le aplicará en la nómina de cada mes, y va en paralelo con su sueldo, esto es, a mayor sueldo, mayor importe de cotización.

Así, partimos de unas bases que se determinan en función del sueldo, a las que aplicamos unos porcentajes fijados por el Gobierno, resultando la cuota que se le aplicará al trabajador en la nómina.

En cuanto a las bases de cotización, debemos diferenciar tres tipos. Las dos primeras aparecerán en cada nómina mientras que la tercera solo se calculará si se han realizado horas extras. A saber:

a) Base de Cotización por Contingencias Comunes

Hay que seguir cuatro pasos:

  • Calcular remuneración mensual del trabajador

Cogemos el importe de todas las percepciones salariales (no incluyendo horas extraordinarias que cotizan por contingencias profesionales, ni pagas extras) más los excesos de las percepciones no salariales.

  • Calcular la parte proporcional de pagas extras y de la paga de beneficios si la hubiera

Aquí aparece el concepto de prorrata de pagas extras. Consiste en añadir a la retribución mensual la parte de pagas extraordinarias correspondiente a cada mes. Cada paga extra se cobrará íntegra en unas fechas determinadas y, para la cotización de las mismas, incluiremos en las bases de cotización la parte proporcional de cada mes.

Tendremos en cuenta si la retribución del empleado es mensual o diaria, dependiendo de la categoría o del grupo de cotización que tenga el trabajador:

  • Con retribución mensual: sumamos la cuantía de pagas extraordinarias anual y dividimos entre 12 (son los 12 meses del año).
  • Con retribución diaria: sumamos la cuantía anual de las pagas extraordinarias del trabajador y dividimos entre 365 ó 366 (año bisiesto), el resultado lo multiplicamos por el número de días que tenga el mes (o el número de días que se hubieran trabajado ese mes).
  • Calcular el TOTAL

Suma de la remuneración mensual y prorrata de pagas extraordinarias.

  • Comprobar las Bases

Hay que comprobar que el total (la suma de la remuneración mensual y prorrata de pagas extraordinarias) calculado en el paso anterior se encuentra encuadrado en las bases mínima y máxima de cotización según la categoría profesional del trabajador o su grupo de cotización.

No se puede cotizar por menos ni por más de lo que fije su categoría profesional o grupo de cotización:

  • Si el importe total se encuentra comprendido entre estas bases, nos quedamos con el total que hemos hallado anteriormente y corresponderá a la base de cotización por contingencias comunes de la nómina.
  • Si el importe total es inferior a la base mínima cogeríamos esta como base de cotización por contingencias comunes de la nómina.
  • Si el importe es mayor a la base máxima cogeríamos esta como base por contingencias comunes.

b) Bases de Cotización por Contingencias Profesionales

Partimos de la Base de Cotización para Contingencias Comunes y seguimos los siguientes pasos:

  • Cogemos la suma de la remuneración mensual, prorrata de pagas extraordinarias y horas extraordinarias (en los meses en los que haya horas extras).
  • Miramos los topes de cotización: los topes máximos y mínimos para contingencias profesionales son los mismos para las 11 categorías profesionales. Están comprendidos en períodos de 30 días.

Así, comprobamos que la suma anterior está comprendida entre estos topes.

  • Si la suma anterior se encuentra comprendida entre estos topes, sería la base de cotización por contingencias profesionales de la nómina.
  • Si la suma es inferior al tope mínimo, este tope mínimo será la base de cotización por contingencias profesionales; si es superior al tope máximo tomaríamos este como base.

En los casos en que la nómina no es de 30 días, el procedimiento es:

  • Cogemos el tope máximo y el mínimo y dividimos cada uno de ellos por separado entre 30. Obtendremos un tope de un día para cada uno de ellos. Multiplicamos por el número de días de la nómina y tendremos el tope máximo y mínimo de una nómina con esos días.
  • Debemos comprobar que la suma de la remuneración mensual + prorrata de pagas extras + horas extras, se encuentra comprendida entre ambos topes hallados. Si es así nos quedamos con esta suma como base, y en caso contrario utilizaremos los topes como bases.


c) Bases de cotización por horas extraordinarias

Aparecen en la nómina en los meses en los que se han realizado dichas horas. Su Base de cotización coincide con la cuantía que se le abone al empleado en la nómina por estas horas.

d) Base sujeta a retención del IRPF

Se refiere a la cantidad sobre la que aplicaremos el porcentaje de retención. Suele coincidir con el total devengado excepto cuando aparezcan dietas, gastos de locomoción, indemnizaciones o salario en especie.

6. Fechas y firmas

En la nómina aparece la fecha de liquidación (suele ser a mes vencido). La fecha tope es el último día hábil de cada mes.

Aparece, también, la firma y/o sello de la empresa en el recibo dado al trabajador y la firma de este en el ejemplar que se queda la empresa. Cuando el abono se realiza por transferencia bancaria, no es necesaria esta firma.

 

Artículo de ENEB – Escuela de Negocios Europea de Barcelona.

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Compartir

About Author

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Comments are closed.