Fundamentos del Posicionamiento Web: el buscador

0

Para lograr mayor visibilidad y tráfico, uno de los principales elementos que debemos considerar es el buscador: debemos conseguir aparecer en los buscadores, ya que de lo contrario, no seremos visibles y los usuarios no harán clic sobre nuestro enlace.

Los buscadores o motores de búsqueda son servicios encargados de localizar de manera rápida y eficaz las páginas Web más importantes existentes en función de las palabras clave utilizadas para la búsqueda. Actualmente, Google acapara el gran protagonismo de los buscadores, aunque también encontramos otros como Yahoo!, Bing, Ask o Aol.

El microcosmos de Internet está formado por miles de páginas Web vinculadas entre sí a través de enlaces que hacen posible la navegación de un sitio a otro. Gracias a esta infraestructura interna se entretejen las redes que los buscadores rastrean gracias a un programa informático llamado “Spider” o, simplemente, robot.

Estos programas analizan las páginas Web y almacenan toda la información útil en sus archivos “índice”, que guardan en enormes bases de datos. Algunos de los aspectos más significativos que Spider almacena son las direcciones de la página (URL) o las palabras clave, que le ayudan a identificar el contenido que se trata en cada página. Ahí radica la importancia de un buen uso de las palabras clave, tal como explicaremos más adelante.

A partir de aquí, Google se encarga de comparar las búsquedas que realizan los usuarios con su archivo índice para poder proveer los resultados más relevantes en tan solo una fracción de segundo. El orden de aparición dependerá de los algoritmos de indexación utilizados por el buscador. Teniendo en cuenta que Google cuenta con más del 90% del total de búsquedas, nuestro esfuerzo para mejorar el posicionamiento se centrará en esta plataforma.

Tal y como su nombre indica, la función principal de un buscador es llevar a cabo labores de búsqueda en función de los intereses de los usuarios, de modo que si tecleamos “viaje”, el buscador se encargará de acceder a todo el contenido que haya sido indexado a partir de dicha palabra.

Respecto a la búsqueda, las técnicas que se pueden usar son:

  • Utilización de comillas para la entrada de nombres o frases, por ejemplo “Tren dirección Barcelona”. De este modo, el buscador se encargará de ofrecernos solo los resultados en los que estas tres palabras estén juntas.
  • Si nos servimos de la opción de búsqueda avanzada podremos filtrar los resultados en función el idioma, palabras exactas, etc.
  • El asterisco tiene la función de comodín. Esto implica que si buscamos foto*, el buscador no solamente nos reportará resultados en los que se incluyan la palabra foto, sino que incluirá también palabras como fotógrafo, fotografía, fotosíntesis, etc.
  • También se puede refinar la búsqueda utilizando los términos o enlaces que provee el mismo buscador para limitar el valor de la búsqueda.

En la búsqueda, los usuarios disponen de la búsqueda avanzada, que les permite obtener resultados más refinados y adecuados a sus necesidades. De este modo, si en una búsqueda sencilla nos encontramos con un cuadro de texto para una simple cadena de caracteres, en una búsqueda avanzada nos encontramos con varios cuadros y casilleros de verificación, filtros de búsqueda y otros elementos, que nos permitirán acotar más los resultados que deseamos obtener.

En relación a los tipos de buscador, aquí debemos diferenciar entre:

  • Motores de búsqueda.
  • Directorios.
  • Metabuscadores.
  • Buscadores temáticos.

Los motores de búsqueda son aquellos buscadores que se sirven de robots para rastrear de manera periódica la red para indexar el contenido de las páginas Web en sus bases de datos. Un ejemplo de motor de búsqueda sería Google.

Los directorios se encargan de revisar y supervisar la calidad de los sitios Web y clasificar cada página según la temática. Un ejemplo de directorio sería DMOZ, aunque existe una gran variedad de directorios especializados en diferentes temáticas.

Los metabuscadores no disponen de su propia base de datos, de modo que cuando se realiza una búsqueda en un metabuscador, los resultados que muestra procederán de diferentes motores de búsqueda y directorios, ofreciendo una gran cantidad de resultados. Un ejemplo de metabuscador es WebCrawler.

Los buscadores temáticos son aquellos que ofrecen información especializada en un tema, actividad o sector específico. Un ejemplo de buscador temático es Yahoo!

 

Artículo de ENEB – Escuela de Negocios Europea de Barcelona.

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Compartir

About Author

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Comments are closed.