Los contratos Formativos en Prácticas

0

En el presente artículo vamos a hablar de los contratos formativos de prácticas. Este tiene la finalidad de facilitar la obtención de prácticas profesionales adecuadas al nivel de estudios cursados por los trabajadores con título universitario o de formación profesional de grado medio o superior o títulos reconocidos oficialmente como equivalentes o de certificado de profesionalidad que habiliten para el ejercicio profesional.

Los requisitos necesarios de los trabajadores son:

  • Licenciado Universitario, Ingeniero, Arquitecto.
  • Diplomado Universitario, Ingeniero técnico, Arquitecto técnico.
  • Técnico o Técnico Superior de Formación Profesional Reglada, formación profesional específica, técnico auxiliar y técnico especialista.
  • Otras titulaciones oficialmente reconocidas como equivalentes a las anteriores.
  • Certificado de profesionalidad.
  • No haber transcurrido más de 5 años desde la terminación de los correspondientes estudios, o de 7 años para trabajadores discapacitados. Para jóvenes menores de 30 años, se podrá celebrar este tipo de contratos aunque hayan transcurrido 5 años.

 

En relación a la duración debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • No podrá ser inferior a 6 meses ni exceder los 2 años.
  • Si el contrato se realiza por un tiempo inferior al máximo establecido, las partes podrán acordar dos prórrogas sin que la duración total del contrato pueda exceder de la máxima citada.
  • No se podrá estar contratado en prácticas en la misma empresa para el mismo puesto de trabajo por tiempo superior a dos años, aunque se trate de distinta titulación o distinto certificado de profesionalidad.
  • Se presumirán celebrados indefinidos los contratos en prácticas cuando no se hubiese realizado por escrito de manera formal, salvo prueba en contrario.
  • En contratos en prácticas a tiempo parcial la falta de formalización escrita determinará que el contrato se presuma a jornada completa, salvo prueba en contrario.
  • Adquirirán la condición de trabajadores fijos los trabajadores en prácticas que no hubiesen sido dados de alta en la SS una vez transcurrido el período de prueba.
  • También se considerarán indefinidos los celebrados en fraude de ley.

 

Por otro lado, cuando el contrato tenga una duración superior a un año, la parte que formule la denuncia está obligada a notificar a la otra parte la finalización con una antelación de 15 días como mínimo.

El incumplimiento por parte del empresario de este plazo conllevará una indemnización por una cuantía correspondiente al salario de los días en que dicho plazo se haya incumplido.

En relación a las cuestiones de forma, este tipo de contratos deben formalizarse por escrito, incluyendo la titulación del trabajador, la duración del contrato y el puesto o puesto de trabajo a desempeñar.

La empresa podrá solicitar por escrito, antes de celebrar el contrato, certificado del Servicio Público de Empleo en el que conste el tiempo que el empleado ha estado contratado en prácticas con anterioridad a la contratación que va a realizar dicha empresa. El Servicio Público de Empleo emitirá el certificado en un plazo de 10 días.

En cuanto al periodo de prueba, éste no puede ser mayor a un mes para los contratos celebrados con trabajadores que tengan un título de grado medio o de certificado de profesionalidad de nivel 1 o 2.

No podrá ser superior a 2 meses para los celebrados con empleados que tengan una titulación de grado superior o de certificado de profesionalidad de nivel 3.

En relación al salario a percibir, este será el fijado en Convenio Colectivo para los trabajadores en prácticas sin que pueda ser inferior al 60% o 75% durante el primer o segundo año de vigencia del contrato, respectivamente, al salario del empleado que desempeñe el mismo puesto o equivalente. No podrá ser inferior en ningún caso al SMI. En contratos a tiempo parcial, el salario mínimo estará en proporción al tiempo efectivamente trabajado.

A la finalización del contrato, la empresa deberá entregar al trabajador un certificado en el que conste la duración de las prácticas, el puesto o puestos desempeñados y las tareas realizadas.

Por último, en este tipo de contratos el empresario informará a los empleados de la existencia de puestos de trabajo vacantes con el fin de garantizarles las mismas oportunidades para acceder a puestos permanentes que el resto de empleados.

 

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Compartir

About Author

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona. Máster en Asesoría Fiscal y Dirección Tributaria por la Universitat Politècnica de Catalunya.

Comments are closed.