La Comunicación Interna en la organización: objetivos y principios

0

A través de la comunicación la organización transmite a sus miembros las claves estratégicas, fortaleciendo su capacidad competitiva; es una acción directamente vinculada a la competitividad y a la creación de una buena imagen corporativa, cuyos objetivos, estrategias, acciones y públicos de interés deben estar perfectamente definidos.

La comunicación interna es muy importante pero no existe un consenso sobre cómo llevarla a cabo. A pesar de ello, existen algunos principios básicos y objetivos que rigen la comunicación interna en las organizaciones.

Además de conseguir ganar notoriedad, reconocimiento y ventaja frente a sus competidores, existen otros objetivos en el plan de comunicación interna corporativa:

  • Implicar a los miembros de la organización en el desarrollo de la estrategia. Se debe comunicar a los empleados el plan estratégico de la empresa, así como los objetivos que se quieren alcanzar. De esta manera, los trabajadores se sentirán identificados con los objetivos, además de sentirse parte activa y necesaria de la organización, compartiendo sus valores y cultura corporativa.
  • Proyección de una imagen positiva. Los primeros que deben tener una buena imagen corporativa de la empresa u organización son los miembros que la integran. En caso contrario, puede repercutir negativamente en la reputación de la organización: que los trabajadores proyecten una buena o mala imagen de su empresa en sus círculos de influencia dependerá solo de la imagen que tengan de la misma organización, por lo que una buena comunicación interna es la clave para lograrlo.
  • Equilibrio de la información. La información de tipo ascendente, descendente y transversal se debe equilibrar, informando a cada trabajador sobre aspectos funcionales y corporativos para recibir feedback del mismo trabajador.
  • Implicación del personal en el proyecto de la empresa. Cada trabajador debe saber cuáles son sus metas y objetivos, basados en las metas y objetivos que se haya fijado la organización. Esto hará que se sienta parte del proyecto y la estrategia empresarial.
  • Consolidar un estilo de dirección. En la organización debe primar el trabajo en equipo, la participación y el compromiso de los empleados con las tareas y la organización, siempre en sintonía con la cultura corporativa de dicha organización.
  • Adecuación a los cambios del entorno. Los empleados deben recibir información de cualquier cambio que les afecte, tanto externo como interno, y favorecer su adaptación.

Por otro lado, además de los objetivos de la comunicación interna, estos son los principios que la rigen:

  • Se debe distinguir entre misión y cultura.
  • La figura de los líderes es sumamente importante, ya que en ellos recae la responsabilidad comunicativa.
  • Cuando los empleados empiezan a trabajar para la empresa aún no tienen un sentimiento de pertenencia. Una buena comunicación interna, que transmita los valores y la cultura de la organización, será la que generará ese sentimiento.
  • La perspectiva más eficaz de la comunicación interna es la del mercado de ideas y valores, y no la simple transmisión de información. Por lo tanto, se debe tener en cuenta que se comunica y cómo se comunica.
  • Para tener influencia sobre los trabajadores, se les debe conocer como personas y segmentar las comunicaciones en función de la posición que ocupen, las funciones que desarrollen y sus necesidades, intereses y expectativas.
  • Se debe conocer y valorar la percepción que tienen los trabajadores sobre la empresa, así como lo que reciben de ella.
  • Se debe enfatizar la información relacionada con el reconocimiento al valor económico del trabajo cotidiano de la gente, sus relaciones laborales, sus posibilidades de desarrollo y la visión de su trabajo como proyecto de vida.
  • Hay que ir con cuidado con la comunicación de tipo reactiva o que pueda ser concebida como comunicación de campaña, puesto que los trabajadores la percibirán como oportunista y no les motivará.
  • El canal de comunicación más poderoso es el cara a cara. Se genera un contacto más personal y gusta más a los trabajadores, ya que sienten que lo que ellos puedan decir y opinar tiene más valor.

Por estas razones es tan importante la comunicación interna. Como hemos comentado, supone un instrumento muy eficaz para la difusión y consolidación de los valores y la cultura de la empresa a todos los miembros que la componen. Da la posibilidad de compartir la estrategia empresarial comprometiendo a todo el personal, y permite el retorno de información entre trabajadores y dirección, por lo que se convierte en una fuente de información muy valiosa sobre las opiniones, expectativas y motivaciones de los trabajadores.

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Compartir

About Author

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Comments are closed.