La Validación Del Modelo De Simulación

0

La validación implica garantizar que el modelo de simulación desarrollado represente correctamente el sistema real objeto de estudio. Para ello, deberemos considerar los siguientes cuatro elementos:

Nivel de detalle adecuado y acorde con los objetivos del estudio

El modelo de simulación debe ser una representación fiel de un sistema real, por lo que debe presentar un cierto nivel de detalle y debe estar configurado acorde con los objetivos fijados en relación al estudio y a la simulación.

De este modo, y para que el modelo sea válido, deberá permitir la simulación en la toma de decisiones que podrán tomarse en el sistema real.

Explicitación del modelo conceptual

Como método de validación, resulta conveniente mantener registradas todas las hipótesis, tanto explícitas como implícitas, asumidas en el desarrollo del modelo.

En lo que se refiere al período de desarrollo del modelo, resulta interesante disponer de la documentación necesaria que permita a los implicados en el proceso conocer las hipótesis para evaluar y modificar el modelo de manera consistente.

En cuanto a la ejecución, resulta conveniente disponer de las hipótesis, ya que en el caso de que estas dejen de ser válidas, el modelo dejará de ser válido también.

Básicamente, de lo que se trata es de estudiar y analizar las hipótesis, de modo que estas sean válidas y permitan obtener un modelo válido para una correcta simulación.

Recogida correcta de información

Otro elemento a considerar en relación a la comprobación de la validez del modelo se refiere a la recogida de información, que deberá hacerse de manera correcta en relación al sistema real y a los objetivos y necesidades planteadas.

Obtendremos esta información a partir de:

  • Datos históricos.
  • Tomas de tiempo ad hoc para la realización del modelo.
  • Opiniones de los expertos.

Lo importante aquí es que la información en relación al modelo sea relevante y correcta. Por ejemplo, si lo que queremos es estudiar nuestro sistema logístico en relación a determinados valores de entrada, deberemos disponer de información referente a determinadas situaciones extremas, de modo que nos permita conocer el comportamiento real.

Interacción con los gestores y expertos

Es muy importante que los gestores y expertos colaboren en el diseño del modelo, de modo que puedan aportar su conocimiento a la hora de garantizar que el modelo representa el sistema real de manera fiel.

Comentar que esta colaboración es clave para dotar de credibilidad el modelo.

Finalmente, y una vez el modelo ha sido diseñado, verificado y validado, se procederá a la segunda fase de implantación, que se refiere a la ejecución del modelo de simulación y al análisis de resultados.

Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra. Graduado en Sociología por la Universidad de Barcelona. Especializado en los ámbitos de la Asesoría Institucional, Coaching y PNL.

Compartir

About Author

Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad Pompeu Fabra. Graduado en Sociología por la Universidad de Barcelona. Especializado en los ámbitos de la Asesoría Institucional, Coaching y PNL.

Comments are closed.