La Cadena De Valor En El Ecommerce

0

En el ecommerce existen distintas etapas para obtener un producto; se trata de un proceso laborioso y el éxito pasa por no descuidar ninguna de las etapas y convertir cada paso en una meta que nos otorgue una ventaja competitiva respecto a los demás.

La cadena de valor es un modelo teórico que describe el desarrollo de todas las acciones y actividades de una empresa que incrementan el valor de un producto. Hallamos los diferentes eslabones que intervienen en el proceso económico, desde la creación de la demanda hasta la distribución final.

El análisis de la cadena de valor permite sacar el máximo beneficio del proceso de producción, ya que se puede ver detalladamente y paso a paso el funcionamiento de la empresa y las etapas que aportan valor al producto. De esta manera se podrá plantear una reducción de costes y buscar la optimización de los recursos para alcanzar los objetivos de la compañía.

Ligado al concepto de cadena de valor, otro concepto importante es la cadena de suministros o abastecimiento (supply chain). En este caso, se recogen todos los procesos necesarios desde la materia prima hasta el producto final, aunque en algunos de estos procesos (como el almacenaje o el transporte) no se experimente un incremento del valor. En la nueva era del comercio electrónico, el principal método para añadir valor a un producto implica reducir los costes que garanticen unos precios competitivos. La tarea principal es elegir unos buenos minoristas, transportistas, distribuidores, proveedores y fabricantes que reflejen una buena gestión tanto en la cadena de valor como en la de suministros.

En definitiva, podemos decir que una cadena de valor resulta efectiva si el desarrollo de recursos es constante. Además, esta no incrementa el precio, sino que incrementa el margen de beneficio entre la producción y la venta.

Para conseguir que la cadena resulte eficaz debemos tener en cuenta varios conceptos. En primer lugar, realizar un análisis exhaustivo de la demanda del producto y del comportamiento de su público objetivo. En segundo lugar, planificar la cadena de abastecimiento y buscar la forma más adecuada de utilizar los recursos.

La cadena de valor en Internet

La cadena de valor no es un modelo desarrollado necesariamente para la red, pero se considera un proceso muy importante para incrementar el potencial de una empresa en Internet gracias al ecommerce.

Los avances informáticos permiten a las empresas ser capaces de optimizar sus sistemas de trabajo, integrando a todos los agentes que intervienen en la cadena de valor. Si comparamos la gestión realizada en el modelo de negocio tradicional, ya sea venta de camisetas o billetes de autobús, nos damos cuenta de cómo la publicidad está limitada a prensa y medios de comunicación, mientras que el comercio electrónico permite llegar a nuestro público mediante páginas web, redes sociales y banners, además de los métodos utilizados por el comercio tradicional. En el caso de efectuar la venta, el ecommerce también permitirá elegir el asiento o el modelo de camiseta cómodamente evitando tediosas colas y desplazamientos.

El comercio electrónico ha supuesto una disminución en la cadena de suministros y ha propiciado el fenómeno de la desintermediación. El número de intermediarios se ha reducido en gran medida gracias a las posibilidades que ofrece la red. Páginas web, aplicaciones y otros servicios en red han puesto al alcance del consumidor una enorme cantidad de ofertas, de una manera rápida, cómoda y con la posibilidad de comparar diferentes alternativas.

En comparación con la cadena de suministro de un negocio tradicional, en el ecommerce tanto el número de intermediarios como distribuidores o minoristas se ve drásticamente reducido, ya que es el propio fabricante o distribuidor el que efectúa la venta al consumidor final.

Un concepto interesante que no podemos pasar por alto es el de la reintermediación. Las nuevas tecnologías hacen que nuevos intermediarios emerjan en el panorama del comercio desarrollando el papel de los antiguos proveedores para facilitar el negocio de las empresas. Un buen ejemplo serían los portales de venta de segunda mano ya que, sin necesidad de productos ni almacenes, actúan como un nuevo intermediario entre compradores y vendedores.

El poder de la información

La gestión de la información juega un papel crucial a la hora de vender un servicio a través del ecommerce: que nuestra página web sea clara, concisa y se actualice regularmente es algo fundamental para que un producto sea competitivo y supla la desventaja del carácter no presencial en las transacciones online.

El objetivo es lograr una cadena de valor eficaz y el tratamiento de la información es una fase fundamental para aportar valor al producto. El flujo de información debe ser permanente, actualizado y garantizar la máxima seguridad a los usuarios. La estructura y los contenidos deben ser de calidad y deben facilitar la navegación del usuario para que la experiencia sea positiva.

Existen diferentes posibilidades para el intercambio de información por medio de la red como:

  • Redes Sociales (Facebook, Twitter, Instagram, etc.).
  • Páginas web.
  • Correo electrónico.
  • Sistema EDI (Electronic Data Interchange) para el intercambio de documentos por vía telemática.
  • XML (Extensible Markup Language) para almacenar datos de forma legible.
  • FTP (File Transfer Protocol) para la transferencia y descarga de archivos.

Alcanzar el éxito en el modelo de comercio electrónico en cuanto a distribución y fabricación pasa por perfeccionar el desarrollo de la cadena de suministro. Para ello, es indispensable conseguir unas comunicaciones rápidas y económicas y una perfecta interacción entre empresas y usuarios.

El acceso directo a la información es importante en la cadena de suministro electrónica e influye en aspectos como:

  • Reducción de costes de intermediarios.
  • Mejor reacción ante la demanda.
  • Reducción de tiempos de entrega.
  • Reducción del inventario.
  • Mejor servicio al cliente.
  • Reducción de trámites burocráticos.

Por lo tanto, un buen análisis y organización eficaz de la cadena de suministros supone una optimización de los recursos y las ventajas y beneficios de la empresa.

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Compartir

About Author

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Comments are closed.