Política De Comunicación Y Espacios Comunicativos

0

A nivel interno, el aspecto comunicativo a nivel en interno en una organización, así que a continuación vamos a hablar de la política de comunicación interna y los espacios comunicativos más frecuentes. A continuación, mostraremos los diferentes instrumentos de comunicación disponibles:

1) Política de comunicación

Es importante que toda empresa que se preocupe por la comunicación interna disponga de un documento donde se establezca la política de comunicación. Esta política debe ser definida por la dirección de la organización, contando siempre con el apoyo del departamento de comunicación.

Este documento servirá de guía en toda la estrategia, programa y acción comunicativa dirigida a los miembros de la organización. De esta manera, sus ejes estratégicos apuntarán a la adhesión al proyecto empresarial, la promoción de una cultura de calidad y una sistematización en cuanto al tránsito de información.

Respecto a la política de comunicación, es importante que la empresa tenga clara la estructura de los mensajes que va a transmitir a sus trabajadores y personal interno. Para ello, hay que diferenciar entre tres tipos de mensajes:

  • Mensajes permanentes: están presentes en todos los medios de comunicación interna y son vigentes con permanencia en el tiempo. Pueden estar relacionados con la adhesión al proyecto de empresa, la motivación del personal, la competitividad, la satisfacción del cliente o el compromiso con el entorno social y económico en que se lleva a cabo la labor empresarial.
  • Mensajes temporales: se trata de mensajes sujetos a su propia transitoriedad, como un cambio de organización, el lanzamiento de nuevos productos o servicios, etc.
  • Mensajes puntuales: son mensajes que dependen de acontecimientos concretos. Se suelen utilizar ante circunstancias como la negociación del convenio colectivo y los convenios con los representantes de los trabajadores, la dotación de nuevas instalaciones o la existencia de evoluciones técnicas. También se utilizarán mensajes puntuales para informar sobre los resultados obtenidos, presentar planes de formación para los trabajadores o informar de mejoras en las condiciones de trabajo, movilidad o beneficios sociales.

Conviene, además, matizar un aspecto de la comunicación interna. Se trata de la distinción entre información y comunicación.

La información es la acción mediante la que se pone en relación a las personas con los acontecimientos, mientras que comunicar es relacionar a las personas entre sí a través de un proceso que conlleve influencia mutua entre quienes participan. La comunicación no solo busca poner en conocimiento de los demás una información determinada, sino que uno de sus principales objetivos es el de provocar una modificación y reacción por parte de quien la recibe, lo que no sucede con el acto de informar.

2) Espacios comunicativos

Tal y como acabamos de comentar, la comunicación busca la interacción de dos partes para obtener una reacción o un cambio, por lo que el espacio en el que se dé esta acción comunicativa es de suma importancia.

Los principales espacios comunicativos con los que cuentan las organizaciones son:

  • Reuniones. El principal objetivo de las reuniones es el contacto y el intercambio directo entre los miembros de la empresa. Las reuniones pueden ser de integración, de trabajo y de equipo. Se pretende que quienes participen en ella interactúen e intercambien puntos de vista sobre el tema tratado.
  • Puntos de encuentro. Pueden ser físicos o virtuales y buscan la comunicación directa entre los empleados. No obstante, también tienen la posibilidad de comunicar con otros públicos de interés.

Por otro lado, existe la opinión pública interna. Al igual que pasa con el concepto de imagen corporativa, la opinión pública es lo que la sociedad piensa sobre nuestra organización. Esta opinión se va gestando en función de lo que la empresa enseña, por lo que es necesaria la coherencia en los actos y las comunicaciones. Así, la opinión pública interna es la opinión que tienen sobre la organización todos los miembros que la componen.

Para la empresa, la opinión pública interna es de suma importancia, puesto que uno de los principales factores a tener en cuenta en una organización es que los miembros que trabajan en ella se sientan a gusto y entiendan que son una parte importante. Si la opinión pública interna no es buena, es muy probable que la opinión pública externa y la imagen corporativa que se dé al exterior tampoco lo sea.

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Compartir

About Author

Ingeniera Multimedia en la Universitat Oberta de Catalunya, mención en Comunicación Visual y Creatividad. Programadora web, experta en marketing digital, community management y SEO.

Comments are closed.